PALABRA DE LA SEMANA
Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño. «1 Corintios 13:11»