PALABRA DE LA SEMANA
Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa. «Mateo 10:42»

Reflexiones

Justificación verdadera
La muerte de Jesús en la cruz fue fundamental para el plan de salvación de Dios. La Biblia nos dice que el Hijo del Hombre tuvo que ser levantado en una cruz, para que todos los que pongan su fe en Él como su Salvador personal, puedan ser salvos (Juan 3.14, 16) Por medio de... [ver +]

Recuperando la esperanza
Después de la crucifixión de Jesús, los discípulos se desanimaron. Ellos esperaban que el Mesías les redimiera del yugo del imperio romano, no obstante DIOS tenía un plan distinto: redimir al mundo entero del pecado. [ver +]

Basta ya
"Sin embargo, en cuanto tenían un poco de paz, volvían a hacer lo malo en tu presencia; por eso los dejaste caer en poder de sus enemigos, los cuales los sometieron. Luego volvían a pedirte ayuda, y tú, lleno de compasión, los escuchabas desde el cielo, librándolos en muchas ocasiones. 29 Les aconsejabas que volvieran... [ver +]

¿A ti qué? Tú, sígueme
"Jesús le dijo: Si yo quiero que él se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué? Tú, sígueme." Juan 21:22 [ver +]

¿Acaso no lo sabe Dios?
"Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua" Éxodo 4:10 [ver +]

El silencio
En la era de las comunicaciones escribir sobre el silencio parecería ir contra la corriente. Tal vez sería mejor expresarse sobre por ejemplo, cómo hacer para comunicar un mensaje claro, contundente y de alcance masivo. [ver +]

Dios que nos busca y nos anhela
Por mucho que nuestro Padre celestial se preocupe por nuestra salvación, también está interesado en entablar una relación con nosotros (la clase de relación que tuvo Jesús con sus discípulos). [ver +]

¿Me ama Dios?
La vida puede golpearnos con circunstancias inesperadas y desagradables. Cuando eso sucede, el impacto y el dolor pueden hacer que nos preguntemos: ¿Se interesa Dios por mí realmente? [ver +]